Alojamiento

Villas de madera conectadas por pasarelas de madera, edificios con techo de paja, una playa de arena blanca y una laguna brillante son el escenario que disfrutará durante su estancia en la isla.  

El alojamiento es amplio, con villas de hasta 159 metros cuadrados y una decoración interior con colores brillantes que realza la sensación de amplitud y el confort de las estancias. Justo al otro lado de la ventana, la laguna tiene un azul tranquilo que se funde con el azul del cielo. Este es el lugar perfecto para disfrutar de un día de ensueño.

La opción entre suites y villas permite elegir el alojamiento más adecuado, con suites frente al mar que disponen de un nivel de entresuelo y son una opción muy atractiva para familias, la villa que se adapta a cualquier necesidad. Existe además la opción de tener su propia piscina privada.

Situadas en pilares sobre aguas cristalinas, las villas sobre el agua tienen su propia terraza para tomar el sol con escalones que bajan a los arrecifes de coral multicolores, estancias espaciosas y vistas impresionantes. Las villas pensadas para familias tienen literas en el área de los niños, asegurando que todos tengan espacio, privacidad y cerraduras a prueba de niños en la terraza.

Todas las categorías de habitaciones tienen la opción de una mejora a la categoría Club, que incluye el acceso al Club Lounge, mientras que los que se alojan en las villas con piscina disfrutarán del lujo de tener su propio anfitrión en la villa para ayudarle con cualquier necesidad durante su estancia.

El alojamiento en este enclave natural de suma belleza no significa que tenga que estar desconectado del mundo. Dispone de Wi-Fi gratis en todos los tipos de habitación, además de televisión de pantalla plana con reproductor de DVD.

Los niños de 12 años o más son considerados adultos.